Determinar precios

Entrega y recogida

Renting de coches: qué es y cómo funciona

¿Conoce las diferencias entre el alquiler de coches a largo plazo y el leasing y renting de coches?

Si es un particular o un empresario que desea cambiar de coche y está estudiando opciones de financiación alternativas a la compra, existen varias opciones en el mercado: el renting de coches, los coches por suscripción, el leasing de coches y el alquiler de coches a largo plazo. A priori, todas pueden considerarse modalidades de alquiler; si bien están enfocadas a clientes con perfiles y necesidades muy diferentes. A continuación analizaremos todas estas opciones que tienen algo en común: ofrecen coches nuevos o con muy poca antigüedad.

¡Descuentos irreSIXTibles! Máxima flexibilidad. Disponibilidad inmediata.

Próximo destino: Islas Canarias

  • Desde 97 € / semana
  • Período de alquiler: 22.06.2020 - 30.09.2020
  • Incluido: Cobertura daños y robo, Cargo de ubicación

    Especial Offroad

      • Desde 67 € / día
      • Período de alquiler: 22.06.2020 - 30.09.2020
      • Incluido: Cobertura daños y robo, 200 km al día

        Especial Descapotables

        • Desde 110 € / día
        • Período de alquiler: 22.06.2020 - 30.09.2020
        • Incluido: Cobertura daños y robo, 200 km al día

        ¿Qué es el renting de coches?

         

        El renting es un contrato de alquiler a largo plazo -dirigido a empresas, autónomos y particulares- que, a cambio de una cuota mensual, permite disfrutar de un coche nuevo por un plazo de tiempo y un kilometraje predeterminados.

        ¿Cómo funciona el renting de coches?

         

        Generalmente la empresa arrendadora compra el vehículo y lo pone a disposición del cliente, el cual se compromete a pagar una cuota mensual que suele incluir otros servicios como el seguro y los gastos de mantenimiento. Al finalizar el contrato, el cliente puede devolver el vehículo o renovar el contrato con las mismas condiciones y recibir un nuevo coche.

        Alquiler de coches por meses: una solución óptima para empresas, autónomos y particulares

         

        SIXT pone a su disposición un moderno servicio de alquiler de coches y furgonetas por meses, el cual es una opción ideal para todos aquellos que necesitan disponer de un vehículo sin ataduras. Los descuentos especiales, la amplia variedad de vehículos disponibles y los precios con todo incluido son algunos de los principales beneficios de este servicio.

        ¿Cómo funciona el alquiler de coches a largo plazo?

         

        El alquiler de coches a largo plazo es una alternativa más flexible al leasing y renting de coches, ya que el cliente no tiene que firmar un contrato con una duración establecida y el precio del alquiler incluye, entre otros, el seguro y el mantenimiento.

        Renting de coches y alternativas

        ¿Qué es el leasing de coches?

         

        El leasing es un concepto parecido al del renting, pero en España este tipo de contratos va dirigido a empresas y autónomos, ya que los bienes tienen que ser empleados en actividades económicas. Además de los beneficios fiscales que ofrecen a empresas, los vehículos de leasing incluyen una opción de compra y al finalizar el contrato el titular puede ejecutar esa opción pagando el valor residual del coche.

        Ventajas de alquilar un coche por meses frente a un coche de renting o leasing


        • Flexibilidad: no es necesario firmar un contrato con una duración fija.
        • Precio: nuestras ofertas con todo incluido incluyen el seguro, el mantenimiento y la asistencia en carretera.
        • Vehículos nuevos: la antigüedad de nuestra flota no supera los 3 meses.
        • Flota premium: más del 60% de nuestros coches son de alta gama.
        • Cambio de coche: si sus necesidades cambian, puede cambiar de vehículo.

        Diferencias entre leasing y renting de coches

        • Clientes: el leasing solo puede ser contratado por autónomos y empresas; el renting por autónomos, empresas y particulares.
        • Cuotas: las cuotas del leasing no incluyen ni el seguro ni los gastos derivados del uso; las cuotas del renting incluyen, entre otros, el seguro y los gastos de mantenimiento.
        • Opción de compra: los contratos de leasing incluyen por ley un derecho de compra; los de renting no.
        • Finalización del contrato: el leasing ofrece la posibilidad de ejecutar la opción de compra o solicitar una extensión del contrato; el renting ofrece la posibilidad de devolver el vehículo o renovar el contrato y recibir un coche nuevo.